Blog Single

Estos son los errores más comunes al hacer abdominales

Blog Single

Todos alguna vez nos hemos imaginado con un vientre plano y hasta marcado, y algunas personas, pese a que intentan con mucho esfuerzo todos los días, no ven en absoluto el resultado de los ejercicios abdominales. ¿A ti te sucede? Probablemente estés cayendo en algunos de estos errores muy comunes.

Mala respiración

Controlar nuestra respiración es crucial, ya que nos da el oxígeno necesario para producir la energía que necesitamos al realizar un fuerte esfuerzo físico, así como permitirnos contraer mejor el abdomen, lo cual intensifica el trabajo. Si este es tu caso, la solución está en inhalar al momento de bajar el tronco, exhalar al subir mientras contraes los músculos y evita aguantar la respiración.

Tener una rutina

Si tratas de memorizar cinco palabras, repitiéndolas una y otra vez, llegará un momento en que ya no tendrás que hacer esfuerzo alguno por memorizar; tu cerebro habrá grabado esa información y podrás repetirlas nuevamente sin problemas. Lo mismo pasa con tus músculos. Al establecer una rutina, llega un momento en el que el músculo está tan acostumbrado a realizar cierto tipo de movimiento, que ya no se verán frente a un nuevo reto para el que poner esfuerzo. Lo recomendable es cambiar constantemente los ejercicios para trabajar tus abdominales de distintas formas.


Descuidar la alimentación

Creer que hacer abdominales te hace inmune a generar grasa y subir de peso, estás completamente equivocado. Si comes alimentos altos en grasa, no importa cuántos abdominales hagas al día ni cuántos días seguidos, jamás verás los resultados. Lo ideal es consumir grandes fuentes de proteína, sobre todo en el desayuno y almuerzo para que tengas las energías necesarias y fortalezcas tus músculos al entrenar. Una gran opción para empezar el día es comer dos huevos fritos, revueltos o escalfados y tendrás una gran dosis de proteína.

Trabajar un solo ángulo

En nuestro abdomen se encuentran el músculo recto abdominal, los músculos laterales oblicuos internos y externos, y los músculos laterales transversos, internos y externos. Todos están ubicados en diferentes zonas de nuestro tronco, por lo que trabajar en diferentes ángulos es necesario. Lo que todos imaginamos cuando escuchamos “hacer abdominales” es a una persona echada en el piso, levantando su tronco con las manos en la nuca o la sien, pero este no es el único ejercicio efectivo. Otras opciones son hacer abdominales reversos (levantando las piernas hasta que queden perpendiculares al techo), abdominales con bicicleta (rozando nuestros codos con las rodillas opuestas) y abdominales con cuerda o una banda para generar resistencia.

Sobre entrenar el abdomen

Asumir que pasar un día entero haciendo abdominales o dedicarle un día de entrenamiento específicamente a esto, hará que endurezcas tu abdomen más rápido, cometes un gran error. Todo lo que necesita tu abdomen al día son 15 minutos de trabajo; con tres sets de 20 repeticiones al día, estás listo para trabajar el resto de tu cuerpo.

Ahora tienes una lista de errores que tal vez cometiste en algún momento al hacer abdominales. Recuerda que todo necesita arduo trabajo y mucha paciencia.

0.8 | 339

    Comentarios