Blog Single

¿Estás de mal humor? Esta rutina te ayuda a relajarte

Blog Single

El estrés se ha convertido en cosa de todos los días para una sociedad que vive a un ritmo tan acelerado. Tensiones musculares, dolores en la columna, así como nudos en hombros y cuello son síntomas de lo mucho que afecta el llamado “mal del milenio” a nuestra salud. Dicho esto, no hay que alarmarse porque una sencilla rutina de ejercicios es suficiente para combatir el mal humor y relajarnos antes de estallar por la presión.


La rutina es muy simple y la puedes realizar en cualquier lugar, solo tienes que tomarte unos cuantos minutos para estirar y relajar algunos músculos. Empieza con una respiración energética para relajarte. Para ellos debes pararte y tomar aire por la nariz hasta que el estómago se expanda por sus cuatro paredes y la zona debajo del ombligo se llene de aire. Suelta el aire lentamente y podrás pasar a los ejercicios propiamente.



Primer segmento

Cuello: Toma una toalla o alguna prenda resistente, enróllala y pásala por detrás del cuello. A continuación descansa la base del cráneo sobre la toalla tensa y mueve el cuello hacia atrás, adelante y a los lados. Repite el ejercicio por algunos segundos y no te olvides de mantener una respiración adecuada.

Hombros: Sigue levantando y bajando los hombros al ritmo de tu respiración por entre 3 y 5 segundos.

Espalda dorsal: A continuación lleva tus manos hacia la nuca y lleva la presión hacia la zona superior de tu espalda por unos segundos.

Laterales: Sostén uno de tus hombros por encima de la cabeza usando tu otra mano. Estírate extendiendo el área lateral del tronco por 5 segundos y luego haz lo mismo del otro lado.



Segundo segmento

Brazos y dorsales: Cruza tus dedos frente a ti y extiende ambos brazos hasta ejercer una presión leve sobre los tríceps. Mantén la posición por 5 segundos y luego repite, pero esta vez lleva tus brazos hacia arriba.

Glúteos y dorsal ancho: Sentado, cruza una pierna sobre la otra y gira tu tronco en la dirección opuesta. Haz este ejercicio por 5 segundos ejerciendo presión sobre los músculos del glúteo, de los bíceps en la piernas y del dorsal ancho.

Espalda: Todavía en tu asiento, intenta tocar tus pies con las palmas de las manos extendiendo toda la longitud de tu espalda hasta ejercer un poco de presión. Mantén la posición por 5 segundos y habrás terminado con la rutina.

  

Recuerda que practicando estos ejercicios de forma regular podrás desatar esos incómodos nudos que te molestan por tanto estrés. Comparte esta información con tus compañeros en la oficina y familiares para que puedan relajarse cuando les haga falta.

3.4 | 6

    Comentarios