ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

Descubre las formas en las que puedes ejercitarte con tu bebé

Blog Single

El cuidado de un bebé es una labor que toma las 24 horas del día. El tiempo para hacer otras cosas es muy corto, incluso las horas de sueño se ven recortadas. Con todo esto parece imposible poder ejercitarse y bajar aquello que se ganó durante el embarazo, sin embargo, con un poco de ingenio se puede lograr. 

Ejercitarse sin separarse del bebé es posible. Existen muchas actividades que se pueden hacer en compañía del bebé y hasta con la participación del bebé. 

¿Aún no sabes cuáles son? En la siguiente lista te recomendamos cinco ejercicios. 

Salir a correr

Correr es una actividad muy sencilla de realizar y que da buenos resultados. Pon a tu pequeño en su coche y empújalo al ritmo de tu carrera. Asegúrate que tu bebé esté bien cubierto para que no lo golpee mucho el viento y no le caiga el sol.

Si vas a salir a correr que sea a una hora en la que no haga mucho calor ni mucho frío, ya que tu bebé se puede incomodar.

Abdominales

Si crees que tu bebé aún no está listo para acompañarte a correr en la calle, entonces puedes ejercitarte en casa. Puedes usar el piso de tu habitación o sala para fortalecer y tonificar tus músculos haciendo abdominales. Coloca a tu bebé sobre una frazada gruesa cerca de ti y comienza con tu rutina de abdominales, así pronto obtendrás un vientre plano.

También puedes hacer que tu bebé participe. Acuéstate boca arriba, flexiona las piernas y pon sobre ellas a tu pequeña. En esa posición estira y flexiona tus piernas, mientras tu bebé se divierte. OJO. Sostenla muy bien para evitar que se caiga.

Flexiones

Acuesta a tu bebé sobre una alfombra boca arriba, luego colócate encima de él con las palmas y las puntas de los pies en el suelo. Mantén tu cuerpo recto y comienza con las flexiones. Como premio por cada flexión bien hecha dale un beso a tu bebé, le encantará y a ti también.

Zancadas

En vez de usar una mancuerna, ahora podrás hacerlo con tu bebé. Tómalo con los brazos, pon una pierna delante y una detrás y flexiónalas. Procura tener una postura erguida y los hombros en línea con las caderas. Si también quieres fortalecer tus brazos, estíralos cada vez que flexiones las piernas.

Ejercicios de pelvis

Este ejercicio te ayudará a fortalecer el suelo pélvico y a ponerlo en forma después del parto. Recuéstate en el suelo boca arriba y coloca a tu bebé sobre tus caderas. Flexiona tus caderas de manera que tus pies toquen el suelo. En esa posición eleva la pelvis.

1 | 4

    Comentarios