Descubre la hora perfecta para salir a hacer ejercicio

Blog Single

¿Salir con la primera luz del día o con el fresquito de la noche? Con lo ocupada que es la vida actual encontrar un momento para hacer deporte es todo un logro. Ahora, encontrar el momento perfecto en el cual tu esfuerzo tendrá máximo efecto positivo en tu salud y bienestar es otro tema.

Repasemos las ventajas de cada momento del día. Lo primero que tienes que tener en cuenta es cuantas veces te quieres bañar en un día. Entrenar en la mañana te da la ventaja de que puedes sudar todo lo que quieras y al final una ducha te dejará como nuevo. Por otro lado, ejercitarte en la noche te deja la opción de volverte a bañar o dormir sudoroso y acalorado.  

Ventajas de salir en la mañana

El cuerpo se puede adaptar a cualquier tipo de rutina o tiempo de ejercicio. Es decir, si todos los días haces ejercicio a la misma hora tu cuerpo ya estará acostumbrado a trabajar a esa hora. Sin embargo, eso no quiere decir que no te puedas adaptar. 

Pensar en una sesión efectiva es mucho más complicado que elegir un número en el reloj. Ten en cuenta la temperatura de tu cuerpo. Si decides ejercitarte en la mañana debes poner especial atención al calentamiento. El cuerpo frío de la mañana puede jugarte una mala pasada. Si de entrada le das con todo mientras aún tienes el cuerpo frío te vas a lesionar de todas maneras. Sin importar la edad que tengas. Un cuerpo frío hace que los músculos seas rígidos, ineficientes y proclives a esguinces. Los músculos calientes son más elásticos, se estiran más rápido y también se contraen con mayor eficiencia.

Salir en la mañana te da la ventaja de que el horario de entrenamiento siempre será constante. Cuando entrenas en la noche estás condicionado a las cosas que ocurren durante el día.

Ventajas de salir en la noche

Al salir de noche tendrás la ventaja de que tu cuerpo ya se habrá calentado durante todo el día. Por este motivo, la tarde es mejor hora para hacer ejercicio. Además, la fuerza muscular, el ritmo cardíaco y la presión arterial también están en su mejor punto durante la noche.

¿Y ahora?

Nuestro consejo es el siguiente: si tienes horarios muy complicados deberías entrenar en las mañanas. Así te asegurarás de no dejar de entrenar por cosas externas como trabajo extra o el tráfico. Si prefieres ir a lo competitivo y en verdad quedar agotado después de ejercitarte: sal en la noche. Otro beneficio adicional que te da la noche es que te quitará todo el estrés del cuerpo y dormirás como un bebe.

Fuente: Greatist 

Por : Estar Bien

"Una vida llena de bienestar, es una vida sana y feliz y eso es, sin duda, una vida mucho más fácil." Somos una iniciativa de RIMAC que apuesta por esa convicción y quiere compartirla con todos los peruanos. Porque estamos convencidos que en la vorágine de la vida diaria, no hay nada más importante que bajar un poco la velocidad, aprender a escuchar al cuerpo, al corazón y a la gente que nos rodea; para encontrar ese bienestar que todos buscamos.

    Comentarios