¿De vacaciones? No dejes de hacer ejercicios

Blog Single

Irte de vacaciones, relajarte y pensar en nada es lo mejor que puedes hacer para recargar energías y desestresarte, pero corres el riesgo de que subir esos kilos que perdiste con mucho esfuerzo. 

La comida y esos inevitables tragos que forman parte de tu viaje están cargados de calorías que pueden hacerte ganar peso. Pagar por un gimnasio puede ser la solución, pero es un gasto extra que no has contemplado.

Entonces, ¿qué hacer? La respuesta es sencilla. Hay varios ejercicios que puedes practicar y así mantenerte en forma sin necesidad de que gastes más dinero. Aquí te decimos cuáles son...

Correr

Si lo que quieres es quemar grasas, entonces corre. No importa donde estés, siempre encontrarás un buen lugar para correr unos minutos por la mañana.

Caminar

Puede que seas de las personas a las que les gusta explorar en sus viajes, entonces hazlo a pie. Conoce la nueva ciudad en la que te encuentras a pie, disfruta del paisaje y del nuevo ambiente. Claro, asegúrate de ir por zonas seguras, para ello consulta primero con un guía turístico o personas del lugar.

Yoga o pilates

Busca un lugar bonito y tranquilo en el que puedas practicar pilates o yoga, incluso puedes hacerlo en tu misma habitación de hotel. Puedes empezar tu día haciendo un saludo al sol.

Nadar

Si vas de vacaciones a la playa puedes tomarte un tiempo para disfrutar del agua y nadar, también puedes hacerlo si tu destino tiene un río o lago. De no encontrar un paisaje natural para nadar, puede que el hotel en el que te estés hospedada tenga una piscina.

Viaja en bicicleta

Además de caminar, también puedes conocer la ciudad en la que estás sobre una bicicleta. Alquila una y recorre largas distancias, al mismo tiempo que tonificas tus piernas y quemas calorías.

A todos nos sienta bien un paseo en bicicleta.

Fuente: Glamour

Por : Estar Bien

"Una vida llena de bienestar, es una vida sana y feliz y eso es, sin duda, una vida mucho más fácil." Somos una iniciativa de RIMAC que apuesta por esa convicción y quiere compartirla con todos los peruanos. Porque estamos convencidos que en la vorágine de la vida diaria, no hay nada más importante que bajar un poco la velocidad, aprender a escuchar al cuerpo, al corazón y a la gente que nos rodea; para encontrar ese bienestar que todos buscamos.

    Comentarios