¿De qué se trata la calistenia?

Blog Single

Muchas personas dejan de hacer ejercicio porque creen necesario ir a un gimnasio para hacerlo. La verdad es otra: hoy hay suficientes alternativas para que todos podamos mantenernos saludables, sin importar los horarios o el presupuesto.

La calistenia surge como una opción de entrenamiento económico y accesible. Al practicarla se aprovecha los elementos que se tiene a mano (como barras y tubos aferrados al suelo) o se usa el propio peso corporal para trabajar los músculos con rutinas de intensidad suave y moderada. Su objetivo es otorgar mayor agilidad, flexibilidad y fuerza física. 

Además de casi no requerir equipamiento, es perfecta para mejorar la postura corporal y reforzar las articulaciones, beneficios que la convierten en un método eficaz para prevenir lesiones y dolencias. Otra ventaja es que se puede realizar en cualquier lugar, desde la playa, hasta la oficina o en tu casa. 

La calistenia es especialmente recomendada para niños con menos de 13 años, que aún no pueden hacer ejercicios con pesas porque podría menguar su crecimiento. Lo más importante de esta metodología es pensar en cómo se hace cada uno de los movimientos o en si los músculos están trabajando correctamente. 

Ejercicios para comenzar:

Seguro que ya conoces varios ejercicios para hacer calistenia. La mayoría te los enseñan en el colegio, a la hora de educación física. Aquí te listamos algunos para que los reconozcas y puedas organizar una rutina fuera de clases:

  • Sentadillas,
  • Flexiones,
  • Abdominales,
  • Zancadas,
  • Dominadas con un balón,
  • Flexiones de pino,
  • Fondo de tríceps,
  • Saltar la cuerda, entre otros. 

Tiempo de entrenamiento

Una rutina con ejercicios calisténicos puede durar entre 30 y 45 minutos. 

Frecuencia

  • Si recién se está iniciando, lo recomendable es realizar los ejercicios entre tres y cuatro veces a la semana de modo intercalado. Por ejemplo: si se toma en lunes como punto de partida, entonces los días de ejercicio deberían ser: lunes, miércoles, viernes y sábado. 
  • Se debe dejar reposar los músculos al menos un día después del entrenamiento. Aunque no lo creas, esto es muy importante para lograr que los músculos crezcan y se desarrollen correctamente. Procura descansar el domingo para empezar la semana con fuerza.
  • Hay que tener perseverancia. Al inicio puede ser un poco pesado para el cuerpo, pero conforme te acostumbres al entrenamiento, podrás potenciar la rutina si lo deseas.

Fuente: Calistenia.net

Por : Estar Bien

"Una vida llena de bienestar, es una vida sana y feliz y eso es, sin duda, una vida mucho más fácil." Somos una iniciativa de RIMAC que apuesta por esa convicción y quiere compartirla con todos los peruanos. Porque estamos convencidos que en la vorágine de la vida diaria, no hay nada más importante que bajar un poco la velocidad, aprender a escuchar al cuerpo, al corazón y a la gente que nos rodea; para encontrar ese bienestar que todos buscamos.

    Comentarios