ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

Conoce la relación que hay entre la depresión y el ingerir azúcar

Blog Single

Sabemos que la comida puede influenciar mucho en nuestro estado de ánimo, por ejemplo, quienes están de hambre se ponen de mal humor o los que han comido hasta saciarse suelen tener flojera y no les da ganas de hacer nada, más que dormir. Teniendo en cuenta eso, no sorprende que cuando sufrimos de depresión nos dé por comer dulces, o quizá son ellos los que incrementan nuestros niveles de depresión.

Solo para entender mejor, vamos a dividir los azúcares en dos grupos, los simples y los complejos. En el primero de ellos se encuentran los pastelitos, los caramelos, los dulces chatarra en general; mientras que en el segundo grupo están las frutas, las verduras y granos que contienen azúcar de forma natural.

Dicho esto, conozcamos la relación entre la depresión y el azúcar complejo:

La diferencia entre estar saludable o no

Según un estudio de la Universidad de Londres, las personas que comen alimentos procesados ​​como postres endulzados, alimentos fritos y carnes procesadas tienen más probabilidades de ser diagnosticados con depresión que las personas que dependían en gran medida de alimentos enteros sin procesar. Es decir, una dieta rica en alimentos integrales como frutas, verduras y pescado puede reducir el riesgo de depresión.

El azúcar es más adictivo que la cocaína

Una investigación de la Universidad James Cook de Australia, descubrió que los altos niveles de azúcar pueden estimular algunas partes del cerebro, logrando sentir más placer que cuando se consume cocaína y esto pasa porque los mecanismos de autocontrol del cerebro no pueden competir con la fortaleza del azúcar. Para dejar poco a poco el azúcar, ya no tomes mucha gaseosa o dulces, la idea es hacer que tu paladar se vaya ajustando para que al final ya no necesites tanta azúcar para alcanzar la satisfacción.

Los hombres son los más afectados



Los efectos del azúcar pueden afectar más la salud mental de los hombres que el de las mujeres. Una investigación publicada en el portal científico Nature.com, identificó que los hombres que comían 67 gramos de azúcar o más por día tenían un 23% más de probabilidades de tener depresión después de cinco años. Por su parte, un trabajo del Centro de Control de Enfermedades americano, reveló que los hombres comen más calorías del azúcar en un día que las mujeres.  

La depresión está relacionada con comer productos de panadería



Muffins, croissants, pasteles y otros productos horneados preparados comercialmente pueden tener buen sabor, pero también pueden desencadenar la depresión. Investigadores de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria descubrieron que las personas que comían la mayoría de estos productos horneados tenían un 38 por ciento más de riesgo de depresión que las personas que comían menos de este tipo de 'alimentos'. Los investigadores sugirieron que la ingesta de grasas trans podría detrás de esta relación entre el azúcar complejo y la depresión. (Aquí te explicamos todo el tema con las grasas trans).

Ahora ya sabes que el azúcar tiene efectos directos en nuestro cerebro, por eso es que consumimos dulces, bizcochos y demás golosinas. A la larga, además de producirnos problemas al corazón, consumir mucha 'azúcar compleja' (artificial) nos puede sumir en una profunda depresión.

Fuente: HealthLine.com

2.7 | 14

    Comentarios