¿Por qué te duele el cuerpo después de ejercitar?

Blog Single

"No pain, no gain" ("sin dolor, no hay ganancia") es una frase motivadora que se ha popularizado tanto que se ha llegado tomar con extrema literalidad. En primer lugar, si bien es cierto que el ejercicio puede causar dolor en los músculos, no necesariamente es una buena señal que siempre te duela el cuerpo después de ejercitar.

Existe un tipo de dolor llamado mialgia diferida o dolor musculuar de aparición tardía (DOMS por sus siglas en inglés). No queda del todo claro cuál es su origen, pero aparece después de ejercitar. Hay quienes piensan que tiene que ver con pequeños desgarros musculares o microrroturas que se producen por el efecto de estirar y soltar repetidamente determinados músculos. Hay quienes sostienen que podría deberse a un incremento en la temperatura interna, lo que ocasiona que algunos tejidos mueran y produzcan dolor.

Antiguamente se pensaba que el ácido láctico (que se produce en el tejido muscular) era el causante de ese dolor diferido. Pero hallazgos contemporáneos han descartado ya esta teoría.

Si bien no existe cura ni tratamiento para el DOMS, es sabido que el calentamiento previo a la sesión deportiva ayuda considerablemente. Por otro lado, también está demostrado que la incidencia y prevalencia de estos dolores disminuye a a medida que el ejercicio se vuelve más rutinario e intenso: tus músculos se acostumbran. Por eso es que al cambiar de rutina o incorporar una nueva actividad de ejercicios es posible que experimentes dolores más intensos.

Deporte regular, estiramientos, una ducha fría después de ejercitar y algún analgésico si el dolor es muy molesto. Por lo demás, cualquier otra molestia persistente debe ser atendida y revisada por un médico fisiólogo o traumatólogo.

El deporte debe traerte bienestar. Experimentar algo de dolor y cansancio es normal. Convertir tu rutina de ejercicios en una fuente de dolor y displacer no es una buena manera de cultivar el hábito deportista.

Por : Estar Bien

"Una vida llena de bienestar, es una vida sana y feliz y eso es, sin duda, una vida mucho más fácil." Somos una iniciativa de RIMAC que apuesta por esa convicción y quiere compartirla con todos los peruanos. Porque estamos convencidos que en la vorágine de la vida diaria, no hay nada más importante que bajar un poco la velocidad, aprender a escuchar al cuerpo, al corazón y a la gente que nos rodea; para encontrar ese bienestar que todos buscamos.

    Comentarios