¿Hablar de dinero con los niños? Sí, pero sin asustarlos…

Blog Single

En ocasiones nuestros hijos pequeños nos sorprenden haciendo juicios de valor sobre la economía familiar. Pueden soltarnos un “estamos gastando mucho dinero” y nosotros no sabemos qué decirles. Aquí transformamos cinco frases erróneas en cinco sentencias inteligentes para que la plata no origine estrés en los niños.

1.  “No sé cómo vamos a pagar las cuentas este mes”

Esta frase expresa una tensión que transmitimos a los más chicos, sin reparar en que ellos no pueden ayudarnos a resolver los problemas. Por ello, es mejor no crearles una ansiedad innecesaria pero sí comentarles que existe una situación económica difícil, presentando situaciones cotidianas en las que sí pueden involucrarse. Por ejemplo: “Son tiempos difíciles. Tu papá está buscando un nuevo trabajo, pero no te preocupes, lo estamos manejando. Eso sí, saldremos menos a comer a la calle. ¿Se te ocurren cosas que podamos cocinar en casa?”.

2.  “No es tu problema saber cuánto gano”

Si respondes esto cuando tu hijo te pregunta cuánto ganas, es probable que estés diciéndole que es vergonzoso ganar mucho o ganar poco, pese a que tú sólo estés protegiendo información que él podría difundir inadecuadamente. El doctor Brad Klontz, psicólogo clínico y autor del libro Mind Over Money, sugiere que digamos la cifra pero advirtiendo que no debe contarlo a sus amigos, porque “temes que te juzguen por ganar más o menos dinero que ellos”.

3.  “Trabajo para pagarte las clases de arte, música o deportes”

Usualmente se responde esto cuando los hijos demandan nuestra presencia en casa por pasar tanto tiempo en la oficina. No recargue esas horas extras ni genere culpa en sus hijos pues es injusto. Esta vez no se trata de dinero: hay que decirles que el trabajo es importante para tener mejores momentos juntos en familia.

4.   “Está muy caro, lo siento hijo, no puedo pagártelo”

Pedir disculpas sólo agranda el problema. Por tanto, es mejor decir cuál es el presupuesto con el que se cuenta para un gasto específico y ofrecer alternativas de compra, sin necesidad de expresar sentimientos de culpa. Si se mantiene firme, sus hijos no lo retarán a comprar algo más caro.

5.  “El dinero es un tema tabú”

Los niños asocian el dinero con la posibilidad de compra desde muy pequeños, porque ven cómo lo usamos y oyen de él. Es vital que conversemos con ellos para evitar malos entendidos y asociaciones erróneas que los conviertan en adultos que manejan mal sus finanzas. Si decimos que no al pedido de un videojuego, por ejemplo, hay que decir por qué desistimos y en qué preferimos gastarlo. Si oye que su hijo comenta algo equivocado sobre dinero, interrumpa, corrija y aproveche el momento para ser didáctico.

Fuente: CBS News

Por : Estar Bien

"Una vida llena de bienestar, es una vida sana y feliz y eso es, sin duda, una vida mucho más fácil." Somos una iniciativa de RIMAC que apuesta por esa convicción y quiere compartirla con todos los peruanos. Porque estamos convencidos que en la vorágine de la vida diaria, no hay nada más importante que bajar un poco la velocidad, aprender a escuchar al cuerpo, al corazón y a la gente que nos rodea; para encontrar ese bienestar que todos buscamos.

    Comentarios