Esto es lo que pasa en nuestro cerebro cuando vemos una obra de arte

Blog Single

¿Por qué nos gustan las obras de arte? Por alguna razón nos fascinan, disfrutamos viéndolas y es que cuando lo hacemos, en nuestro cerebro se activan las mismas áreas cerebrales que cuando estamos enamorados.

Pero ¿qué más pasa? Diversos estudios se han realizado al respecto, todos con el objetivo de descubrir que ocurre en nuestra cabeza cuando contemplamos una hermosa pintura, una escultura o cualquier otra representación artística. Esto es lo que descubrieron:

Placer

Un estudio realizado por Semir Zeki, experto en neurobiología y neuroestética de la Universidad College de Londres, determinó que cuando una persona contemplar una obra de arte y la considera 'bella' se produce un incremento inmediato del flujo sanguíneo (en apenas 10 segundos) en zonas del cerebro que están relacionadas con el placer. El efecto es igual al que se siente cuando se estamos enamorados.

Otra investigación, publicada en la revista PLoS One, descubrió que al gustarnos una obra de arte se activa la corteza órbito-frontal medial, un área del cerebro relacionado con el placer y la recompensa.

Ambos estudios coincidieron en que cuando consideramos que una obra de arte es 'fea' dichas zonas del cerebro no se activan.

Nuestro cerebro comienza a evaluar

Cuando vemos arte, una parte de nuestro cerebro (oculto en la corteza cerebral y relacionado a las emociones negativas como el dolor o disgusto) conocido como la ínsula anterior se activa. De acuerdo al neurocientífico Seteven Brown, tenemos la costumbre de avaluar todo como malo o bueno. La calificación que le damos a una obra depende de nuestro estado fisiológico.

Imitamos las esculturas

Los neurocientíficos David Freedberg y Vittorio Gallese de la Universidad de Parma (Italia), realizaron una investigación para descubrir cómo reaccionaba nuestro cerebro al ver esculturas. Lo que descubrieron fue que nuestras llamadas 'neuronas espejo' se activan cada que vemos una escultura, entonces nuestra corteza premotora ventral responde como cuando contraemos los músculos.

Según los expertos, pareciese como si nuestro cuerpo adoptara la misma postura o movimiento de las esculturas que vemos.

Procesamos más rápido las obras donde hay cuerpos desnudos

Sí. Una investigación realizada por la Universidad de Tampere (Finlandia) concluyó que nuestros cerebros procesan en 0.2 segundos las obras de arte en las que hay cuerpos desnudos. El tiempo de procesamiento es mucho más rápido que al ver pinturas de cuerpos con ropa o esculturas.

Por : Estar Bien

"Una vida llena de bienestar, es una vida sana y feliz y eso es, sin duda, una vida mucho más fácil." Somos una iniciativa de RIMAC que apuesta por esa convicción y quiere compartirla con todos los peruanos. Porque estamos convencidos que en la vorágine de la vida diaria, no hay nada más importante que bajar un poco la velocidad, aprender a escuchar al cuerpo, al corazón y a la gente que nos rodea; para encontrar ese bienestar que todos buscamos.

    Comentarios