Cuida el medio ambiente con estos pequeños ajustes en tu rutina

Blog Single

Proteger el planeta de la contaminación es una de las preocupaciones más vigentes de nuestra era. Numerosos gobiernos internacionales se han unido en acciones colectivas para frenar el calentamiento global y revertir, de algún modo, el gran daño que ya hemos causado a la Tierra con el desarrollo descontrolado de la industria y la tecnología. Es cierto que el cambio que necesitamos es a nivel global, pero también podemos contribuir de forma personal. Si quieres llevar una vida armónica con el medio ambiente, aquí hay algunos consejos para ajustar tu rutina y lograr una convivencia ecológica con el planeta.

1. Lleva tu propia agua

40% del agua bebible viene de botellas plásticas y, aunque lo usamos tanto, el plástico es un material muy contaminante y difícil de procesar. De hecho, toma más de 500 años en descomponerse por completo. Lo mejor es llevar tu propia botella de agua contigo, así te ahorras dinero y ayudas a disminuir el consumo de plástico.

2. No aceptes bolsas de plástico

La mayoría va a parar junto con otros desechos plásticos a los descampados y luego son llevados por el viento a bosques, océanos y otros espacios naturales que terminan contaminados. En el mar, al menos 1,000,000 criaturas mueren cada año debido a estos desechos. Otro dato: solo un 1% de las bolsas plásticas usadas en los comercios son recicladas.

3. No aceptes bolsas de papel

Las bolsas de papel tampoco son mejores. Se estima que 14 millones de árboles son cortados cada año para producir bolsas de papel. Lo ideal es usar bolsas de tela. Por cada persona que usa una bolsa de tela en su vida, se pueden ahorrar hasta 22,000 bolsas de plástico.

4. Recicla los periódicos

Separa los periódicos cada mes y destínalos a ser reciclados. La edición dominical de un tabloide regular (como El Comercio, por ejemplo) toma 75,000 árboles por tiraje de impresión. Por otro lado, cuando un periódico es reciclado, en solo una semana se habrá convertido en un periódico totalmente nuevo.


5. Usa una extensión múltiple

Muchos nos olvidamos de desconectar la televisión y el microondas después de usarlos; lo mismo con otros objetos que no necesitan alimentarse constantemente de energía (como sí lo necesita el refrigerador, por ejemplo). En lo que no reparamos, sin embargo, es que estos artefactos toman energía siempre que están conectados a la pared, aún cuando no los usemos. Una solución sencilla es conectarlo todo a una extensión múltiple. De ese modo, solo tendremos que apagar el interruptor cuando terminemos de usar nuestros aparatos eléctricos.


Por : Estar Bien

"Una vida llena de bienestar, es una vida sana y feliz y eso es, sin duda, una vida mucho más fácil." Somos una iniciativa de RIMAC que apuesta por esa convicción y quiere compartirla con todos los peruanos. Porque estamos convencidos que en la vorágine de la vida diaria, no hay nada más importante que bajar un poco la velocidad, aprender a escuchar al cuerpo, al corazón y a la gente que nos rodea; para encontrar ese bienestar que todos buscamos.

    Comentarios