Con esta estrategia podrás ahorrar una gran cantidad de dinero en el gimnasio

Blog Single

Muchas veces te has frenado de hacer ciertas cosas por ahorrar. Ir al gimnasio es una de ellas. 

Seguramente te ha pasado que poco antes del verano prometiste públicamente que te ejercitarías al máximo para poder lucirte en la playa. Pero gastos inesperados y reajustes en tu presupuesto te hicieron abandonar esa meta y al final no hiciste nada.

Que la falta de dinero no te impida ejercitarte, por ello aquí te presentamos una estrategia que le será de mucha ayuda a tu bolsillo. 

Primero lo primero: busca ofertas

Si estás pensando en inscribirte por primera vez a un gimnasio, lo más probable es que tus opciones sean lugares que amigos o amigas te han recomendado. Así te ahorrarás el trabajo de buscar y posiblemente no des con sitios donde los precios con más cómodos e incluso mejores promociones. Las recomendaciones de tus amigos son buenas, pero también es bueno que busques menbresías mensual, trimestral, semestral o anual.

Si no encuentras ofertas, entonces busca cerca de tu casa. Diversas municipalidades tienen sus gimnasios y los costos suelen ser muy baratos para los residentes. Pregunta si tu municipalidad tiene un gimnasio propio y en el que puedas ejercitarte barato.

¿No estás muy convencida?

Si no tienes la costumbre de hacer ejercicios y recién estás empezando, es posible que no puedas con la rutina y termines dejándola. Por este motivo, al menos al comienzo, no deberías pagar varios meses por adelantado o un año completo del gimnasio. Si no estás convencida completamente, entonces lo dejarás y tu dinero será dinero mal gastado. Es mejor que pagues por cada día o mes que vayas al gimnasio, te saldrá un poco más caro, pero es la única manera de asegurar que estás utilizando bien tu dinero.

Pregunta

Una acción simple, pero efectiva. Es posible que la empresa en la que trabajes tenga descuentos con algunos gimnasios y tú ni enterada. Pregunta, puede que te lleves una gran sorpresa.

Si no existe algún convenio, entonces júntate con algunos amigos o amigas y has las gestiones. Quizá consigas grandes beneficios.

Aplicaciones que te pagan por ejercitarte

Sí, existen aplicaciones que te pagan si te ejercitas constantemente y cumples con tus metas. Una de estas apps se llama Pact (Pacto en español), en ella realizas un pacto, es decir, te trazas una meta que debes cumplir y abonar algo de dinero. Si la cumples, te devolverán tu dinero y algo más como incentivo, pero si no, entonces perderás todo. La transacción del dinero que ganas o pierdes se realiza a través del medio electrónico PayPal. Wellcoin es una app similar, peor en vez de dinero te dará puntos con los que podrás canjear productos en la web.

Negocia

¡No siempre pagues a ciegas! Negocia con el gimnasio un reajuste de precio, puede que te estén cobrando por servicios que jamás usarás, como por ejemplo el cuidado de niños. Si no existe forma de conseguir un reajuste, entonces solo te quedará aprovechar al máximo todo lo que te ofrece el gimnasio: sauna, duchas, asesoramiento personalizado, masajes, entre otros.

Por : Estar Bien

"Una vida llena de bienestar, es una vida sana y feliz y eso es, sin duda, una vida mucho más fácil." Somos una iniciativa de RIMAC que apuesta por esa convicción y quiere compartirla con todos los peruanos. Porque estamos convencidos que en la vorágine de la vida diaria, no hay nada más importante que bajar un poco la velocidad, aprender a escuchar al cuerpo, al corazón y a la gente que nos rodea; para encontrar ese bienestar que todos buscamos.

    Comentarios