¿Qué sucede con tu cuerpo cuando dejas de hacer ejercicio?

Blog Single

A veces es un viaje; otras, una lesión; y  en algunas ocasiones sencillamente es la flojera declarando la victoria. Lo cierto es que abandonar la rutina de ejercicios no es aconsejable. Puedes estancarte si estabas en proceso de perder peso o disminuir tu resistencia si estabas preparándote para algún evento en particular. De hecho, uno de los factores más importantes al momento de ejercitarte es la constancia. Por ello, te detallamos aquí lo que pasa cuando Netflix y las películas de medianoche ganan la batalla.

Tu presión sanguínea se dispara

Este efecto es casi instantáneo: tu presión arterial es mayor en los días que no haces ejercicio, porque tus vasos sanguíneos se están adaptando al flujo lento de un estilo de vida sedentario. Esto sucede tan solo 2 semanas después de colgar las mallas. Después de un mes, el asunto se pone mas grave: las arterias y las venas regresan tu presión arterial al punto previo con el que llegaste a inscribirte al gimnasio.

Si regresas al ejercicio, probablemente tu presión arterial esté baja el primer día y, en una semana, los vasos sanguíneos funcionarán de modo más eficiente. Después de un mes o dos, el bombeo del corazón haría que tu circulación sea más flexible, con efectos reductores (y duraderos) para tu presión.

Relacionado: Esto es lo que sucede con tu cuerpo una semana después de comenzar a hacer ejercicio

Tu estado de ánimo cambia

El mal humor y el cansancio son consecuencias naturales de no ejercitarte, según un estudio reciente publicado en la revista Brain, Behavior, and Immunity. De hecho, el ejercicio puede combatir la depresión. Además, el movimiento regular y  de tipo moderado ayudó a los adultos mayores a extender el hipocampo en un área clave del cerebro para tener mejor memoria al cabo de un año.

Tus niveles de azúcar aumentan

Normalmente, el nivel de glucosa en la sangre aumenta después de comer y, a medida que los músculos absorben el azúcar para obtener energía, va bajando. Pero después de 5 días de pereza, tus niveles de azúcar en la sangre después de las comidas seguirían siendo elevados. Si adoptas definitivamente la vida sedentaria, los niveles de glucosa pueden aumentar tu riesgo de enfermedad cardíaca y diabetes. Ahora bien, en apenas una semana de ejercicio de retorno, reducirás drásticamente el azúcar en la sangre después de las comidas, incluso en personas que ya tienen diabetes tipo 2.

Fuente: Prevention

Por : Estar Bien

"Una vida llena de bienestar, es una vida sana y feliz y eso es, sin duda, una vida mucho más fácil." Somos una iniciativa de RIMAC que apuesta por esa convicción y quiere compartirla con todos los peruanos. Porque estamos convencidos que en la vorágine de la vida diaria, no hay nada más importante que bajar un poco la velocidad, aprender a escuchar al cuerpo, al corazón y a la gente que nos rodea; para encontrar ese bienestar que todos buscamos.

    Comentarios