Blog Single

¿Salir a correr puede combatir la resaca?

Blog Single

Si estás leyendo esto, probablemente en algún momento de tu vida has sufrido los horribles síntomas de la resaca. Claro, la noche anterior fue divertida, pero a la mañana siguiente estás intentando de todo para combatir el dolor de cabeza insoportable, náuseas y mareos. Tomas litros de agua, te preparas un batido supuestamente milagroso o simplemente te rindes y te tiras en la cama a mirar el techo y esperar a que todo mal abandone tu cuerpo.

Pero qué tal si te dijéramos que la solución para combatir la resaca puede ser tan sencilla como realizar un poco de ejercicio. 

Lo explica la ciencia

Cuando bebemos alcohol en exceso, esto reduce la cantidad de neuronas en el hipocampo y debilita las mitocondrias, lo cual conlleva a graves daños en las células cerebrales. Sin embargo, estudios realizados en animales han analizado que se pueden mejorar estos síntomas de la resaca con ejercicio aeróbico.

En el estudio, conducido por fisiólogos de la universidad de Louisville, cada 12 días se les inyectaba alcohol o agua salada a un grupo de ratones adultos. A la mitad de ellos se les hacía correr luego en una trotadora, en sesiones cortas pero intensas. El cerebro de los ratones que hicieron ejercicio después de recibir alcohol se encontraba en un estado completamente diferente al de sus contrapartes sedentarias. Los que no realizaron actividad física tenían las mitocondrias débiles y 20% menos neuronas, mientras que las mitocondrias de los corredores se tornaron más resistentes y sus neuronas permanecieron intactas.

La razón detrás

Correr y hacer ejercicio favorece la producción de neuronas y mejora la salud de nuestras mitocondrias en el cerebro. Por eso, cuando bebemos y matamos neuronas, podemos ayudar a balancear la pérdida realizando ejercicio.

Sin embargo, esta no es excusa para empezar a consumir alcohol sin control ni preocupación por nuestras neuronas. El alcohol causa otros daños en el cerebro que el ejercicio no puede contrarrestar, y si has bebido demasiado, perderás más neuronas de las que puedas ganar corriendo. Además, estarás demasiado débil como para siquiera pararte de la cama.

Fuente: NY Times

1.1 | 8

    Comentarios