ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

¿Quieres un piercing? Ten en cuenta estos 11 datos antes de hacértelo

Blog Single

Ya sea porque tiene un gran significado para tí o simplemente crees que te dará cierto estilo, antes de hacerte un piercing hay 11 datos que debes tener en cuenta. La idea es que estés bien informado o informada y así evites sorpresas tras perforarte la piel. 

Desde prestar atención a los intrumentos hasta conocer las partes del cuerpo más sensibles, te compartimos esta lista de datos sobre los piercing que debes conocer:

1. Deben utilizar una aguja esterilizada. Lo primero que debes tener en cuenta es que debes acudir a un centro especializado en este tipo de procedimientos. Cerciórate que la aguja que usarán en ti sea esterilizada y que no utilicen una pistola perforadora ya que la fuerza de ésta podría lastimarte, pudiendo dejarte una cicatriz. 

2. El precio podría sugerir el nivel de profesionalismo. Si el precio que te han ofrecido parece demasiado bajo, debes pensar que están ahorrando en algo, y lo más probable es que sea en lo que respecta a tu seguridad y a la calidad de los piercings que van a colocar en tu cuerpo. Una vez que sepas quién será el que te pondrá el piercing, hazle todas las preguntar posibles para que te dé tranquilidad. 

3. Lo mejor es el titanio. El titanio es el material más puro que puedes poner en tu cuerpo ya que es hipoalergénico, eso sí, debes corroborar que tu cuerpo no reaccione a él. El titanio es mucho más seguro que el acero inoxidable, ya que éste último puede contener elementos de carbono o níquel en algún grado y generalmente causan reacciones.

 

4. No te arruines el tabique nasal. La perforación del tabique es una de las más comunes, sin embargo mucha gente se equivoca sobre esta perforación. Ten en cuenta que la colocación correcta no es en el tejido duro en la base de las fosas nasales, sino en una membrana muy delgada localizada justo encima de ese tejido, y debajo del cartílago nasal.

6. No bebas mientras cicatriza el piercing de la lengua. Esta perforación demora en sanar de ocho a 12 semanas, y si es la primera vez que tendrás uno en esta parte de tu cuerpo será mejor que consultes a tu perforador sobre el tamaño adecuado, uno muy grande podría dañar tus dientes. Entre las recomendaciones para este tipo de piercing están: evitar el alcohol mientras sana para prevenir inflamaciones y usar un enjuague bucal sin alcohol de tres a cuatro veces al día, entre otros cuidados.

7. Conoce en qué parte de tu oreja te harán la perforación. Hay varias opciones comunes del cartílago de la oreja: el lóbulo, la hélix delantera, la concha y el trago. Básicamente, cualquier parte de la oreja que tenga cartílago puede ser perforada, nuevamente te sugerimos preguntarle a tu perforador sobre el mejor espacio para colocártelo. 

 

8. Los piercings labiales también requieren mucho trabajo. Puedes perforar los labios en casi cualquier lugar: a los lados, por la mitad del surco nasal (debajo del tabique), a lo largo de la parte superior e inferior. Mucho cuidado con este tipo de perforación ya que requiere un régimen de cuidado posterior muy delicado.

9. Los piercings en los pezones duelen y mucho. Algunos consideran que es uno de los piercings más dolorosos, ya que los pezones tienen muchas terminaciones nerviosas y por lo tanto mayor sensibilidad. Una perforación bien hecha del pezón se hace en la base de éste y no en de la areola (si se hace en la areola, el tiempo de recuperación es más largo y el dolor es mucho mayor). 

 

10. Piercing en el pene. Hay muchos tipos de piercings de pene. El más común es el que se hace en la base del pene a través de la uretra y demora en sanar entre 10 y 16 semanas, sin embargo, hay otros que podrían tomar hasta un año. Si quieres este tipo de piercing, deberás elegir a un perforador que lo haya hecho antes, de lo contrario podrían causarte algún daño irreversible.

11. Cómo limpiar tu nuevo piercing. Es importantísimo que sigas los consejos y recomendaciones que te ha dado tu perforador. La mayoría de problemas que suelen aparecer es por falta de una adecuada higiene, cuéntale sobre tus hábitos (haces deporte, usas maquillaje, etc.) para que él o ella sepa darte indicaciones precisas. 

 

Ya tienes estas recomendaciones, recuerda siempre hacerle todas las preguntas que quieras a tu perforador. Tu salud está en juego así que es importante hacerlo en un lugar seguro y con los permisos correspondientes.

 

Fuente: GQ.com.mx

2.9 | 9

    Comentarios