Por estos motivos siempre tienes hambre en la oficina

Blog Single

¿Eres de las personas que siempre andan picando algo de comer mientras trabajan o sienten un exceso de hambre cada vez que están en la oficina? Si es así, seguro te has preguntado en más de una ocasión por qué sientes tantas ansias de comer si es que tuviste un buen desayuno o acabas de regresar de tu hora de refrigerio. Pues según dos expertas nutricionistas, existen varios motivos por los cuales nuestro cuerpo nos pide más alimento de lo normal precisamente cuando estamos trabajando, y acá te los dejamos: 

1. No tienes hambre, tienes sed

La deshidratación puede hacer creer a tu cuerpo que necesita comida, cuando en realidad lo único que necesita es beber agua. Antes de comer, prueba tomando algo y verifica si eso calma tu apetito. Otra manera de comprobar si debes hidratarte en vez de comer es revisando el color de tu orina. Si está más oscura de la normal, entonces bebe agua.

2. Desayunar cereales

Puede que te sientas lleno al terminar de desayunar tu plato de cereales con leche, pero esto se debe a que contienen demasiada azúcar y carbohidratos, lo cual hace que el azúcar en la sangre suba temporalmente. Sin embargo, cuando vuelve a nivelarse, deja a tu estómago con ganas de más.

3. Nostalgia

Esto puede sonar extraño, pero ponte a pensar en cuando eras un niño. Si cada vez que llorabas o te sentías mal, tus papás te reconfortaban con un dulce, este podría ser el motivo. A raíz de esto, cada vez que algo malo sucede en el trabajo o las labores del día te tienen agobiado, tu instinto natural te hace comer algo para intentar animarte.

4. No estás durmiendo lo suficiente

No obtener las horas de sueño que nuestro cuerpo necesita puede interferir con nuestro apetito, ya que esto ocasiona que las hormonas Leptina y Ghrelina dejen de funcionar de manera correcta.

Fuente: INC

Por : Estar Bien

"Una vida llena de bienestar, es una vida sana y feliz y eso es, sin duda, una vida mucho más fácil." Somos una iniciativa de RIMAC que apuesta por esa convicción y quiere compartirla con todos los peruanos. Porque estamos convencidos que en la vorágine de la vida diaria, no hay nada más importante que bajar un poco la velocidad, aprender a escuchar al cuerpo, al corazón y a la gente que nos rodea; para encontrar ese bienestar que todos buscamos.

    Comentarios