Blog Single

¿No ves resultados a pesar de la dieta? Conoce el motivo

Blog Single

¿Por qué no funciona mi dieta? Puede haber miles de motivos. Quizá tenías muy alta la expectativa, no te asesoraste con un experto o no estás contando bien las porciones y calorías. Lo cierto es que muchas veces las dietas llegan a nosotros por recomendación de un conocido que sí le “funcionó” o las leemos en alguna revista o página web. Tienes que saber que cada cuerpo es distinto y lo que le hace bajar de peso a alguien no necesariamente funciona con todos.

Lo primero que necesitas para que tu dieta funcione es encontrar una que vaya a la medida de tus necesidades. Si incluso haciendo eso no funciona dale una mirada a esta lista que te hemos preparado para que puedas evitar algunos errores comunes que pueden hacer que te estanques en un peso. 

1. Comes muy rápido

Masticar mal los alimentos hace que la digestión sea más lenta y pesada. En consecuencia, el organismo se esfuerza más y no llega a asimilar todos los nutrientes. Por ejemplo, las grasas (que son más complicadas de absorber) acaban haciéndonos más mal que bien si no se llegan a digerir bien.

2. Te salteas comidas

¿Crees que así estás comiendo menos? Todo lo contrario, solo te dará más hambre y cuando comas lo harás de forma desmedida. Lo ideal es repartir tus comidas durante todo el día para que tu metabolismo esté siempre trabajando. Se recomienda 5 comidas pequeñas al día. No olvides que dejar de comer apropósito aumenta el apetito.

3. Demasiadas calorías líquidas

Los jugos, gaseosas y el alcohol también aportan calorías a tu cuerpo. ¿Las estás contando? Incluso el café con leche de la mañana ya tiene una buena cantidad de calorías encima. Asegúrate de contabilizar también eso para no comer demás después. Dato: las bebidas azucaradas son calorías vacías, es decir, no te dan ningún aporte nutricional.

4. Porciones muy grandes

Tienes que establecer límites para tus raciones. Recuerda: platos pequeños y detenerte cuando te sientas lleno. Cada vez las porciones son más grandes y nosotros llegamos a normalizar esa situación.

5. Malos acompañamientos

Acompañar una comida saludable con mayonesa, kétchup o mostaza no es tan buena idea como crees. Su contenido de sodio es muy alto y, por lo general, uno no suele servirse solo una pizca de mayonesa.

6. Comer sin hambre

También llamado “apetito emocional”. Es comer cuando tu cuerpo no siente hambre pero sí otras emociones. Entonces, comes para saciar tus otras necesidades emocionales. Por ejemplo, estás nervioso o preocupado y comes para calmarte. Si consideras que tienes este problema es mejor ir a ver un especialista.

2 | 34

    Comentarios