ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

¿La depresión se contagia? La ciencia te lo explica

Blog Single

La depresión es un problema bastante serio. Si has llegado a conocer o interactuar frecuentemente con alguien que sufra de esta condición te habrás percatado lo desgastante y frustrante que puede ser. Por un lado, muchos de tus esfuerzos para ayudar no funcionarán y te frustrarás. Por otro lado, la depresión es de alguna manera “contagiosa”.

Depende en gran medida de tu genética, tu historia de vida y el nivel de estrés que tengas. En esta nota vamos a profundizar un poco más en este tema.

¿Qué es en verdad la depresión?

Es un trastorno del estado de ánimo. Puede ser transitorio o permanente. El que sufre de depresión siente sentimientos de abatimiento, infelicidad y culpabilidad. Por otro lado, la depresión no permite disfrutar plenamente las cosas de la vida.

Existen muchos factores que pueden hacer que una persona se deprima. En algunos casos puede ser tratada rápida y exitosamente. En otros casos se necesita de medicación ya que el cuerpo deja de producir ciertos elementos que necesita para el correcto funcionamiento del cerebro.

¿Te has preguntado qué se siente tener depresión? Dale una mirada a estas imágenes

¿Se contagia?

Puede parecer extraño pero la depresión sí es contagiosa. No en el sentido que si tocas a alguien deprimido te pasará un virus o algo por el estilo. La depresión es contagiosa si se toma en cuenta que el ser humano es empático por naturaleza. Es decir, poseemos una sensibilidad que nos permite preocuparnos por los problemas y sentimientos del prójimo.

Si tu pareja, amigo o familiar está deprimido esto repercutirá en tu estado de ánimo ya que no es una situación positiva para todos. Hay que precisar que no te “deprimes”, solo tu animo decae. No hay que confundir la depresión con la tristeza. La depresión es mucho más compleja.

¿Qué puedo hacer?

Es un desafío difícil pero no imposible. Debes analizar si le estás haciendo bien a esa persona y dar un paso al costado cuando sea necesario. En caso contrario ármate de todo el valor y paciencia que tengas ya que el camino que vas a transitar no es nada fácil. Entiende que su felicidad es también tuya y brinda apoyo en todo momento. ¡Mucha suerte y paciencia!

Fuente: Scientific American

2 | 133

    Comentarios