ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

¿Existen personas alérgicas a los condones o es solo un mito? Te lo explicamos

Blog Single

Los mensajes que nos alientan a tener sexo seguro a través del uso del condón llegan cada día a más personas en todo el mundo, sin embargo, existen aún algunos que aseguran evitar su uso por ser alérgicos a él. ¿Es esto cierto o es una idea basada en la percepción de que "al hacerlo con preservativo no se siente igual"?

Muchos hombres y mujeres aseguran que durante sus encuentros sexuales el condón les produce escozor, ardor, aparición de "granitos" y que en general es el causante de una incomodidad tal que no les permite disfrutar del sexo plenamente, síntomas que los han llevado a aseverar que son alérgicos a este pequeño protector de látex. 

 

Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos sí es posible ser alérgico al condón, pero básicamente por padecer de una alergia al látex, el material más popular usado por los principales fabricantes de este producto anticonceptivo, u otros materiales o sustancias como los espermicidas presentes en otros productos sexuales utilizados. 

En la mayoría de estos casos se experimenta una reacción localizada, es decir, los síntomas solo aparecen en lugares donde la piel entró en contacto directo con el condón. Entre los síntomas encontramos: 

  • Comezón.
  • Rojez.
  • Protuberancias.
  • Hinchazón.
  • Urticaria.

La institución americana también advierte que algunas personas pueden presentar alergia sistémica, en la que los síntomas pueden ser más graves, afectando estos casos principalmente a mujeres, que podrían experimentar:

  • Urticaria en áreas que no entraron en contacto con el condón.
  • Hinchazón en áreas que no entraron en contacto con el condón.
  • Secreción nasal o congestión.
  • Ojos llorosos.
  • Garganta irritada.
  • Enrojecimiento de la cara.

 

¿Cuál es el problema con el látex?

Esta es la explicación:

El látex natural, que difiere del látex sintético en la pintura, se deriva del árbol del caucho y contiene varias proteínas que se sabe que desencadenan en reacciones alérgicas. Entonces, si eres alérgico o alérgica al látex, tu sistema inmunológico confunde esas proteínas con invasores dañinos y libera anticuerpos para combatirlos. Esta respuesta inmunitaria puede provocar picazón, inflamación y algunos de los otros síntomas que te mencionamos.

Pero no te preocupes, existen alternativas a los condones de látex:

 

Condones de poliisopreno

Hechos de caucho sintético, estos no contienen las mismas proteínas que causan una reacción alérgica y en comparación con los de látex, los condones de poliisopreno son más elásticos. Ofrecen la misma efectividad como método anticonceptivo y en la prevención de enfermedades de transmisión sexual.


Condones femeninos

Esta es la única opción que una mujer puede usar. Una bolsa de plástico flexible y suave se inserta en la vagina con un anillo de poliuretano flexible cubierto con un lubricante de silicona. Los niveles de prevención del embarazo y contagio de ITS son similares a otros condones.

Debes saber que existen otros tipos de condón, sin embargo, no son 100% seguros, ya verás por qué.


Condones de piel de cordero

Hecho de intestino de oveja, este condón es el único hecho de un producto animal natural, por lo que no contiene ninguna de las proteínas que provocan la alergia al látex. Si bien los condones de piel de cordero son efectivos contra el embarazo, los agujeros diminutos en el condón son lo suficientemente grandes como para permitir que los virus que causan las enfermedades de transmisión sexual pasen. Solo se recomienda el uso de condones de piel de cordero si el riesgo de contraer ETS no es una preocupación. 

 

Condones de poliuretano

Estos están hechos de plástico fino en lugar de caucho, sin embargo, no se ajustan tan bien como los condones de látex. Estos condones ofrecen niveles similares en la prevención del embarazo y protección contra las ETS, pero no ajustan tan bien como los condones de látex y hay riesgo que se salgan con facilidad. Su precio es mayor que los de látex. 

 

Si experimentas durante tus encuentros sexuales algún síntoma de los descritos anteriormente, deberás acudir al médico. Lo más probable es que él o ella te pida un análisis de piel o de sangre para determinar la causa de las molestias.

 

Fuentes: healthline.com / health.clevelandclinic.org 

2.3 | 4

    Comentarios