¿Es buena idea no darle carne, leche o gluten a los niños?

Blog Single

Muchas personas siguen dietas estrictas o planes alimenticios sin haberlo consultado antes con un doctor o haberse informado en detalle sobre los beneficios y peligros que conlleva privarse de ciertos alimentos. Esto es un verdadero problema, y se vuelve incluso más grave cuando estas mismas personas son responsables de un menor de edad y les hacen seguir el mismo plan alimenticio sin saber del mal que le pueden estar causando al niño.

Los pediatras están preocupados

Lamentablemente, cada vez son más las familias que obligan a sus hijos a llevar dietas restrictivas basándose en tendencias antes que en evidencias, privándolos de alimentos como la leche, los cereales con gluten y la carne. A veces incluso los huevos. Cuando, en realidad, los verdaderos expertos aconsejan no retirar de la alimentación de los niños ningún nutriente esencial y eso incluye el gluten. Recordemos que este solo debe retirarse de la dieta de una persona cuando existe un diagnóstico clínico que lo aconseje.

Tampoco es recomendable que un menor de edad lleve una dieta vegana o vegetariana estricta, ya que puede dificultarles obtener vitaminas y nutrientes necesarios para su crecimiento.

Consulta siempre con un doctor o nutricionista

La alimentación es tal vez el aspecto más importante dentro de una vida sana y no algo que deba tomarse a la ligera. No porque algo sea tendencia significa que esté bien o que sea recomendable. Además, cada persona y organismo es distinto, lo que es bueno para alguien no necesariamente significa que sea bueno para ti o tus hijos. Consulta con voces autorizadas sobre qué es lo que es más conveniente para ti y tu familia antes de dejarte encandilar por las modas y tendencias.

Fuente: La Vanguardia

Por : Estar Bien

"Una vida llena de bienestar, es una vida sana y feliz y eso es, sin duda, una vida mucho más fácil." Somos una iniciativa de RIMAC que apuesta por esa convicción y quiere compartirla con todos los peruanos. Porque estamos convencidos que en la vorágine de la vida diaria, no hay nada más importante que bajar un poco la velocidad, aprender a escuchar al cuerpo, al corazón y a la gente que nos rodea; para encontrar ese bienestar que todos buscamos.

    Comentarios