Blog Single

¿Eres fan del sushi? ¡Cuidado con los anisakis!

Blog Single

Ahora que la comida oriental está de moda, los makis y el sushi destacan entre los favoritos del público peruano. Estos platillos japoneses se preparan con carne cruda de pescado y arroz, además de llevar distintas guarniciones como acompañamiento. Puede que ya se te esté haciendo agua la boca de solo imaginarlos, pero ¿sabías que si no tienes cuidado al comerlos podrías contraer un horrible parásito? Aquí te contamos todo sobre el asunto.

 

Aunque no son tan conocidos por nuestro lado del planeta, los parásitos anisakis (nematodos anisákidos) son algo con lo que hay que tener cuidado si se es fanático del pescado crudo. Estando en el mar, sus larvas se pegan a las paredes del intestino de otros animales marinos cuando los ingieren por accidente y así continúan propagándose por el mundo. En Japón uno tiene más probabilidades de contraerlo, pero en occidente se comienza a volver un problema, sobre todo en las regiones cantábricas y mediterráneas.



Síntomas

Los efectos que trae consigo el anisaki afectan al sistema estomacal, como te explicamos a continuación:

 

  • Gastroenteritis: Puede empezar 1 o 2 días después de ingerir el pescado contaminado y viene acompañado de náuseas, vómitos, diarreas y estreñimiento.

 

  • Alergia: El efecto es casi inmediato y puede llevar a una urticaria leve; sin embargo, hay casos en los que se complica hasta llegar a un shock alérgico.



Prevención

Evitar los efectos de los anisakis es sencillo si se tiene cuidado al preparar el pescado. Para empezar habrá que limpiar el pescado, separar sus vísceras cuando antes (ahí se aloja el parásito) y congelarlo antes de cocinarlo.

 

  • Mantenerlo a -20°C durante un día lo inactiva y a la semana habrán muerto todas las larvas.
  • Si debes cocinarlo, un tratamiento a más de 60°C por un mínimo de 10 minutos acabará con el parásito.



¿Todos los animales marinos pueden contagiar anisakis?


Por fortuna, no. Los peces provenientes de ríos, piscigranjas o piscifactorías no lo tienen. Los mariscos tampoco, aunque se encuentren crudos o fríos. Sin embargo, hay que tener especial cuidado con los boquerones y sardinas no cocinados porque de ahí salen más del 90% de los contagios en España, según los últimos informes.

 

Así que ya sabes. Más cuidado con lo que comes y disfruta de nuestra comida marina siguiendo siempre las recomendaciones de salud que dan las autoridades.

2.4 | 50

    Comentarios