Conoce los tipos de acné y cómo tratar cada uno

Blog Single

Cuando escuchamos “acné”, muchas veces pensamos en adolescentes o grandes cambios hormonales, pero la verdad es que el acné es mucho más común de lo que pensamos, de hecho representa el 25% de las visitas al dermatólogo. Es una enfermedad inflamatoria de la unidad pilosebácea (unidad formada por el tallo del pelo, el folículo piloso, la glándula sebácea y el músculo erector del pelo) y aparece de muchas formas en diferentes momentos de nuestra vida. Aquí te explicamos cuáles son los tipos de acné y cómo puedes tratarlos.

  • Puntos negros. Su nombre dermatológico es comedones y son causados por la obstrucción de los poros debido a la producción sebácea, relacionada al proceso de oxidación de las células. La contaminación, el polvo, el maquillaje y la producción de grasa, son los factores que generan el cúmulo de secreciones en los poros. Es uno de los acnés más difíciles de tratar por su permanencia, pero los peelings y limpiezas de cutis pueden funcionar.
  • Granos rojos. Son pequeñas protuberancias de tonos rojizos, algunas con pus. Están asociados a cambios hormonales, por lo que son frecuentes durante la ovulación o el periodo menstrual, así como en las mujeres que padecen de ovario poliquístico. Si son muy graves, pueden tomarse antibióticos o pastillas anticonceptivas.
  • Nódulo quístico. Este es un tipo de acné severo y profundo. El desarrollarlo depende mucho de la predisposición genética y suele desencadenarse desde la adolescencia. Estos granos contienen grasa, queratina y suelen dejar cicatrices, no solamente por andar tocándolos, sino por su profundidad. Para tratarlos, se recomiendan medicamentos hechos a base de isotretinoína.
  • Acné conglobata. Es estructuralmente similar al nódulo quístico, pero con un aspecto aún más notorio. Se produce en brotes, con lesiones bastante dolorosas. Su causa principal es la predisposición genética (el componente familiar es muy importante para su aparición) y, al ser un tipo de acné bastante grave, primero debe tratarse con antiinflamatorios y luego con isotretinoína.
  • Queloideo. Suele dejar grandes y persistentes cicatrices. Aparece, por lo general, en la zona posterior del cuello y la cabeza y no existe una definición concreta sobre sus causas. Para tratarlo, se usan antibióticos y retinoides orales. Posteriormente se requiere un tratamiento para las cicatrices, normalmente con infiltración de corticoides o láser.

¿Reconoces alguno de estos acnés en ti? Recuerda que para tener un buen diagnóstico y un tratamiento adecuado según la severidad, debes asistir a un dermatólogo.

Con información de Objetivo Bienestar.

Por : Estar Bien

"Una vida llena de bienestar, es una vida sana y feliz y eso es, sin duda, una vida mucho más fácil." Somos una iniciativa de RIMAC que apuesta por esa convicción y quiere compartirla con todos los peruanos. Porque estamos convencidos que en la vorágine de la vida diaria, no hay nada más importante que bajar un poco la velocidad, aprender a escuchar al cuerpo, al corazón y a la gente que nos rodea; para encontrar ese bienestar que todos buscamos.

    Comentarios