Blog Single

Aprende a usar correctamente las apps para controlar tu peso

Blog Single

Cada vez hay más aplicaciones para controlar tu dieta y ejercicios. Es más, en nuestra comunidad ya hemos tocado el tema de las Apps en varias ocasiones. Por ejemplo, si lo que quieres es potenciar tus rutinas de ejercicios te invitamos a que leas: Las 4 mejores Apps gratuitas para hacer ejercicios y comer bien . Por otro lado, si lo que te llama la atención es bajar de peso quizá deberías darle una mirada a Algunas apps que pueden ayudarte a perder peso.

¿Ya probaste alguna App de este tipo y no te funcionó? En esta nota veremos algunas de las cosas en las cuales probablemente fallaste al enlazar la tecnología con tu rutina diaria. 

Conteo de calorías

Ninguna aplicación que cuente calorías es 100% exacta. Sin importar el precio del dispositivo con el que estás midiendo, esa tecnología aún no existe. Un error muy común es pensar que mientras más se mueve uno, más se puede comer. Siguiendo esta línea funcionan muchas de las aplicaciones más populares. Por medio del registro de kilómetros recorridos te indican las calorías quemadas y eso lleva a pensar que se debe “recuperar” lo perdido. Sin embargo, puede que no quemaste tantas como crees y estás simplemente consumiendo más.

1. Mal cálculo

Al llenar los datos de una aplicación de ejercicios y dietas se debe ser 100% sincero. Si no sabes cuál es tu peso exacto o tu talla es mejor averiguarla antes de poner cualquier número ya que eso afectará directamente el plan que la aplicación te propondrá.

2. Pensar que tu vida es más activa de lo que es

Si usas un rastreador de pasos o kilómetros tienes que informarte bien sobre los distintos tipos de estilos de vida. Te dejamos estos datos para que puedas ver en cual encajas:

• Menos de 1.000 pasos al día = sedentario
• Menos de 10.000 pasos = ligeramente activo
• De 10 a 23.000 pasos = activo
• Más de 23.000 pasos = gran actividad

3. Doble conteo de calorías

Ten en cuenta que tus actividades diarias normales (no ejercicios) también queman calorías. Las actividades de baja intensidad como limpiar la casa o caminar no queman tantas calorías como correr o nadar. Muchas actividades de baja intensidad no remplazan una actividad de alta intensidad. Si en verdad quieres tener un conteo preciso de calorías quemadas es mejor registrar tu día hora a hora y controlar cada actividad. Así te aseguraras que no exista el doble conteo de calorías o que alguna actividad no se cuente adecuadamente.

Fuente: Mónica Reinagel, Q&DTips

1.7 | 14

    Comentarios