ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

Con estos consejos ahorrarás en comida sin sacrificar valor nutricional

Blog Single

Muchas veces, cuando queremos empezar a alimentarnos de manera más saludable, nos desanimamos al ver la diferencia de precios entre un kilo de fideos, que puede durar para más de un almuerzo, y la pechuga de pollo para la ensalada de un solo día, teniendo como consecuencia que optemos por la opción más beneficiosa para nuestros bolsillos pero no para nuestra salud. Por eso te traemos unos consejos para mantener feliz a tu billetera sin perjudicar tu nutrición ni la de tu familia. 

Compra las frutas y verduras que estén en temporada

Las frutas y vegetales tienen temporadas, es decir, meses en los que la cosecha es mayor y, por ende, es más barata. No solo eso, la fruta que no está en temporada también es menos saludable, ya que muchas veces la tienen que traer de otros países y se le agregan químicos para que sobreviva el viaje.

Organízate

Planea todas tus comidas con una semana de anticipación y haz una lista de todo lo que debes comprar. También ten siempre tu refrigeradora y despensa ordenadas para evitar comprar algo que todavía tienes 'en stock'.

Respeta tu presupuesto

Revisa cuánta comida en realidad consume tu familia a la semana y haz un presupuesto sobre la base de eso. Cuando vayas a comprar la próxima vez, no te salgas de dicho presupuesto y así ahorrarás dinero en vegetales u otros alimentos que terminaban malográndose y en la basura.

Elige bien los orgánicos

Los alimentos orgánicos son importantes para mantener una dieta y estilo de vida saludable, pero no todo lo que comemos tiene que ser orgánico. Haz una lista de qué ingredientes merecen un poco más de dinero para no exponer a tu familia a pesticidas y cuáles pueden ser normales.

Prepara más comidas sin carne

La carne no es la única fuente de proteínas pero sí una de las más caras. Utiliza otros productos como camote, espinaca y huevos. Y, por supuesto, menestras como las lentejas. Son ricas en nutrientes, deliciosas y muy rendidoras.

Fuente: Washington Post

2.2 | 180

    Comentarios