Blog Single

8 mitos sobre la comida que debes dejar de creer

Blog Single

El chocolate causa acné o comer fruta después del almuerzo engorda. Todos hemos escuchado estos y otros mitos alimenticios. Por suerte, la ciencia ya ha logrado desmentir todos o al menos a la gran mayoría, pero existen todavía mitos que logran perdurar a través de los años y dentro de las creencias de muchas personas. Para que puedas alimentarte con tranquilidad, aquí te dejamos 8 falsas afirmaciones sobre la comida que siguen rondando por ahí y es hora de desaparecer. 

Los huevos son malos para el corazón

La yema de huevo contiene una cantidad significativa de colesterol, pero decir que comer huevo es malo para el corazón es ir un paso demasiado lejos. A menos que tengas una condición específica, puedes consumir huevo sin la necesidad de preocuparte. Siempre y cuando no exageres, claro está. El cuerpo simplemente lo compensará generando menos colesterol él mismo.

Los carbohidratos engordan

Por supuesto que comer pan blanco y pastas todos los días terminará causando problemas de salud, pero los carbohidratos también incluyen granos enteros, menestras, frutas y vegetales. Eliminar los carbohidratos de tu dieta significa cortar una gran parte de energía y nutrientes vitales para tu cuerpo. Lo que debemos hacer es elegir de forma correcta los carbohidratos que consumimos y el momento en el que lo hacemos para llevar una dieta balanceada.

Debes comer las menestras con arroz para asimilar sus proteínas

Este mito nació porque a la mayoría de alimentos provenientes de plantas les falta un aminoácido para completar las proteínas que el cuerpo necesita, y este aminoácido extra se puede encontrar en comidas como el arroz. Sin embargo, hoy en día se sabe que no es necesario consumir los aminoácidos en una sola comida, sino que durante el día puedes irlo ganando de otras fuentes alimenticias.

Las colorías consumidas de noche engordan más que de día

Calorías son calorías y no importa en qué momento del día las consumas. Lo que importa es no exceder la cantidad máxima de calorías diarias.

La radiación del microondas crea compuestos dañinos en las comidas

Cuando escuchas la palabra radiación te imaginas una bomba nuclear, pero las ondas que genera el microondas son mucho, mucho más débiles que cualquier rayo X o gamma. Además, los cambios de temperatura de la comida en un microondas son generados desde dentro del alimento mismo mientras se va cocinando y no por las ondas en sí. Por eso, el microondas no es distinto a cualquier otro método que implique calentar la comida.

El microondas elimina los nutrientes

No importa si estás usando un microondas, una sartén o el horno, es el calor y el tiempo que pasa la comida siendo calentada lo que causa que se pierdan nutrientes. Mientras más tiempo cocines el alimento y más lo calientes, mayores nutrientes perderás que sean sensibles al calor o al agua, por ejemplo la vitamina C. Pero como el microondas caliente de manera rápida, incluso puede ayudar a que no se pierdan tantos nutrientes.

Cuando tienes un antojo significa que tu cuerpo está pidiendo nutrientes de dicho alimento

A menos que seas un ratón en busca de sal, esto no es cierto. Los antojos en los humanos tienen más que ver con satisfacer necesidades emocionales. Por ejemplo, si nos encontramos a dieta y un alimento en particular está prohibido, mayores ganas tendremos de comerlo.

Todos pueden beneficiarse de una dieta libre de gluten

Cada vez se habla más del gluten y de lo beneficioso que es para el organismo vivir sin consumirlo. Pero las dietas y productos libres de gluten están hechas específicamente para personas que padecen la enfermedad celíaca o intolerancia al gluten. Cuando estas personas pasan a una dieta libre de gluten, sí que se sienten mejor, pero esto porque antes habían vivido con síntomas de la enfermedad. Una persona que no padece estos males no tiene verdadero motivo para eliminar el gluten de sus comidas.

Fuente: Eating Well

1.5 | 158

    Comentarios