Planificación familiar en el Perú

Blog Single

Para la Organización Mundial de la Salud, la planificación familiar puede salvarte la vida. Se trata de decidir libre, informada y voluntariamente cuándo y cuántos hijos, así como ejercer su derecho a elegir el método anticonceptivo que prefieran usar para llevar a cabo su plan.

La planificación familiar se asocia a la reducción de las muertes maternas, ya que se reducen los embarazos riesgosos y permite postergar la concepción hasta estar en una situación adecuada en cuanto a salud, economía y educación.

Según la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar de 2013, el 9.01% de las mujeres en el Perú presentaron necesidad insatisfecha de planificación familiar, siendo esta mayor en Loreto (14.2%), Madre de Dios (14.1%), Amazonas (13.03%) Ayacucho y Huancavelica (13.0%). En promedio, la necesidad de servicios de planificación familiar de las mujeres en zona rural es de 10.1% y en la zona urbana es de 8.6%. Además, la encuesta indica que la tasa global de fecundidad es de 2.6 hijos por mujer, siendo en el quintil inferior de riqueza 3.8 hijos por mujer y el quintil superior de 1.5 hijos por mujer. Las regiones que presentan la tasa más alta de fecundidad son Loreto (3.8), Amazonas (3.6) Ayacucho y Madre de Dios (3.2) y Pasco (3.0).

Datos a tomar en cuenta

  • Para la OMS, muchos jóvenes necesitan anticonceptivos para postergar el embarazo. Idealmente, deben esperar hasta los 18 años como mínimo o terminar los estudios antes de tener hijos.
  • Después de tener un hijo, lo más saludable es esperar al menos 2 años para intentar quedar embarazada nuevamente. Además, tener más de 4 hijos aumenta el riesgo del parto. Las madres y los bebés son más sanos cuando se evitan embarazos de riesgo.
  • En cuanto al ámbito económico, las familias más pequeñas significan más dinero y comida para cada hijo. Además, los padres tienen más tiempo para trabajar y estar con la familia.

Métodos anticonceptivos

Existen más de 10 métodos anticonceptivos que permitirán tu planeamiento familiar. 


Anticonceptivos Orales (AO)

Son pequeñas pastillas de toma diaria, iniciando el primer día del periodo menstrual. Estas suprimen la ovulación y espesan el moco cervical. Es un método eficaz siempre y cuando sea tomada diariamente y a la misma hora. Disminuyen el flujo menstrual, así como los cólicos producidos por el mismo, además de regular los días del ciclo. Se recomienda acudir a un ginecólogo que recomiende el tipo de pastillas anticonceptivas según condiciones o enfermedades crónicas que pueda tener la mujer. No previene las infecciones de transmisión sexual, ni el VIH SIDA.

Inyectable combinado

Al igual que los AO, suprimen la ovulación y espesan el moco cervical. Se administra por la vía intramuscular profunda en el glúteo. Se administra cada 30 días, siendo la primera dosis entre el primer y quinto día del ciclo menstrual. Es un método eficaz y de efecto rápido. Aunque no se necesita un examen previo a su uso, siempre es recomendable acudir al ginecólogo para analizar las condiciones del cuerpo y el proceso de mejora de la salud reproductiva de la mujer. El retorno de fecundidad varía entre uno a seis meses después de dejar las inyecciones. No previene las infecciones de transmisión sexual, ni el VIH SIDA.

Condón masculino

Este método es eficaz si se usa de manera correcta. Impide que los espermatozoides tengan acceso al tracto reproductor femenino. Cada condón se usa una sola vez; en caso de tener otra relación sexual, se debe usar otro condón. El condón masculino es de fácil obtención y bajo costo. No requiere examen ni prescripción médica, a menos que exista algún tipo de alergia al látex. En ese caso, existen condones masculinos iguales libres de látex. Fomenta la responsabilidad del varón en la anticoncepción y no debe ser utilizado en simultáneo con el condón femenino. Su correcto uso protege de embarazos no planificados y el riesgo de adquirir infecciones de transmisión sexual y VIH-SIDA.

Condón femenino

Cumple la misma función que un condón masculino, pero con un diseño distinto. Impide que los espermatozoides tengan acceso al tracto reproductor femenino. El anillo interno del condón femenino sirve para colocarlo en la vagina y mantenerlo en el lugar, y el anillo externo permanece fuera de la vagina y cubre parte de los genitales externos. Se coloca antes del coito y es una excelente opción para las mujeres y hombres que son alérgicos al látex. No debe ser utilizado en simultáneo con el condón masculino. Su correcto uso protege de embarazos no planificados y del riesgo de adquirir infecciones de transmisión sexual y VIH-SIDA.

Implantes de progestina

Estos espesan el moco cervical, impidiendo la penetración de los espermatozoides; suprimen la ovulación y reducen el movimiento de los óvulos en las Trompas de Falopio. Se inserta en la parte interna y superior del brazo que usualmente no usamos, entre el primer o quinto día del ciclo menstrual, por un profesional de salud capacitado para el procedimiento. El implante es altamente efectivo y brinda protección durante tres años. No previene las infecciones de transmisión sexual, ni el VIH SIDA.

Labor del Estado peruano

El Ministerio de Salud brinda a las mujeres la posibilidad de ejercer su derecho a la maternidad de manera responsable, basada en relaciones de igualdad y equidad entre los sexos, en pleno respeto de la integridad física del ser humano y ejerciendo una política de protección de la salud y vida de la madre. La planificación familiar se ha convertido en una estrategia fundamental y el Ministerio de Salud ofrece los servicios de orientación y consejería, así como la entrega de métodos anticonceptivos para satisfacer la demanda de la población (sobre todo de las mujeres en edad fértil) en todos los establecimientos de salud a nivel nacional.

Todos los peruanos pueden acceder a una variedad de métodos anticonceptivos gratuitos, realizar una elección libre y voluntaria, a servicios de calidad en salud sexual y reproductiva, a que las instituciones de salud velen porque se cumplan estos principios en todas sus fases de la atención y a ser atendidos en salud reproductiva. Esto incluye también a adolescentes y jóvenes en edad fértil, quienes por desconocimiento o falta de educación sexual, pueden tener embarazos no deseados a temprana edad, poniendo en riesgo su vida y la del niño por nacer.

La planificación familiar es definitivamente necesaria y es la mejor manera de cuidar nuestro futuro, tanto de hombres y mujeres, decidiendo cuándo queremos formar una familia y cuán grande será esta.


Con información de Organización Mundial de la Salud y Ministerio de Salud del Perú.

Por : Estar Bien

"Una vida llena de bienestar, es una vida sana y feliz y eso es, sin duda, una vida mucho más fácil." Somos una iniciativa de RIMAC que apuesta por esa convicción y quiere compartirla con todos los peruanos. Porque estamos convencidos que en la vorágine de la vida diaria, no hay nada más importante que bajar un poco la velocidad, aprender a escuchar al cuerpo, al corazón y a la gente que nos rodea; para encontrar ese bienestar que todos buscamos.

    Comentarios